Ensalada de pasta

Las recetas de ensalada de pasta

Ensalada de pasta con pollo

Ensalada de pasta con pollo

La ensalada de pasta es un plato que acepta muchos ingredientes diferentes y uno de ellos es el pollo, producto que marida a la perfección con cualquier clase de pasta.

En esta entrada os vamos a enseñar a hacer una sencilla receta que os llevará muy poco tiempo hacer y esta riquísima, ideal para esos días en los que no se tiene mucho tiempo o ganas de cocinar.

Para su elaboración necesitaremos:

    400 gramos de pasta (a elegir) 2 pechugas de pollo. 1 tomate grande. 1 cebolla mediana. 2 huevos. 1 lata de maíz dulce. Aceite de oliva virgen extra. Vinagre de vino. Sal y pimienta negra recién molida (a discreción)

Modo de elaboración

Pondremos agua en una cazuela a fuego medio y cuando rompa a hervir echaremos la pasta junto a un chorrito de aceite de oliva y a un poco de sal y dejaremos que se haga siguiendo las recomendaciones del fabricante. Por otro lado, en un cazo también llevaremos a hervir agua y coceremos los dos huevos.

En una sartén echaremos un poco de aceite de oliva, pero muy poco, lo suficiente como para que las pechugas de pollo no se peguen. Las salpimentaremos y si queremos podemos echarle un poco de ajo en polvo. Procuraremos dejarlas sin que se doren demasiado, dándoles vueltas. Cuando estén hechas las reservaremos en un plato.

El siguiente paso es lavar bien el tomate y trocearlo en daditos pequeños. La cebolla la pelaremos y también la trocearemos en dados y lo reservaremos en un bol de gran tamaño. A ese bol añadiremos el contenido de la lata de maíz dulce, pero debemos escurrirla bien, solo nos interesa el maíz.

Cuando las pechugas de pollo estén frías las cortaremos en tiras, después en dados y las incorporaremos al bol. En el momento en el que los huevos ya estén cocidos los pondremos bajo el agua fría para que se enfríen y podamos pelarlos sin quemarnos, los pasaremos por la mandolina o los cortaremos menudo y los llevaremos al bol.

Finalmente, retiraremos la pasta del fuego y la escurriremos al máximo, dejaremos que enfríe un poco y la echaremos en el bol, donde lo salpimentaremos todo a nuestro gusto, echaremos un chorro de aceite de oliva y removeremos bien para que se mezclen los sabores. Dejaremos reposar durante un par de horas en la nevera y estará lista para comer.

Consejos

Para darle un toque de sabor especial podemos sustituir el vinagre de vino por vinagre de Módena o incluso alguno de los muchos vinagres de sabores que hay elaborados especial para pasta.